sábado, agosto 06, 2011 a las 18:32:00 |

La mitad de las veces, uno no sabe por qué luchar. Admitámoslo desde el principio, el mundo es demasiado complejo como para visualizarlo con un solo cerebro, constreñido y ahogado entre paredes de hueso. Sólo hay una forma de atravesar esas paredes y es gracias a nuestros sentidos, los cuales suelen dejar mucho que desear. Ni veo el infrarrojo ni soy capaz de distinguir a mis mejores amigos por el olfato.


Y eso no es lo peor, si los sentidos físicos son deficientes, cuando entra en juego el sentido el sentido común todo se complejiza. Una vez leí por ahí que el sentido común últimamente es tan escaso, que casi se lo podría considerar un superpoder. Incluso suponiendo que yo (que escribo esto) y vosotros (que en caso de existir, estáis leyendo esto) poseemos esa capacidad preclara y maravil


losa de asimilar la realidad y aprovecharla de una forma beneficiosa para el ser humano en su conjunto, se ve limitado porque seguimos presos tras el cráneo.



Así que por qué luchar. Todo el mundo quiere vivir bien, lo exige como derecho. Estar bien alimentado y estar bien entretenido. Tener una casa grande y llenarla con un montón de chorradas aún más bonitas. Si eso está cubierto, las cosas funcionan para la mayoría, incluso construyen una identidad a partir de sus necesidades cubiertas hasta convertirse en la proyección espiritual de sus objetos. Si eso falla, mucha gente querría luchar. Aunque mi idea es mucho más idealista, probablemente más estúpida. Yo no puedo vivir tranquilo si siguen pasando cosas como estas (http://www.omct.org/es/).


Pero circunscribámonos a lo cotidiano una vez más. Vivimos en un periodo histórico en la que la mierda ya nos llega a la cintura y amenaza con sepultarnos. Los de siempre fueron demasiado avariciosos y se rompió el mercado, ahora el pueblo debe pagar por ello. ¿Así que en quién confías? ¿Gobierno? ¿Oposición? ¿Iglesia? ¿Bancos? ¿Superhéroes? Lamentablemente, la opción más sensata es la última, pero ya lo dijo Stan Lee: “En el mundo real no hay superhéroes, pero sí muchos supervillanos”.


Pero sí hay ciudadanos, gente que sólo quiere vivir bien, que se respeten los derechos de los demás. No me emociono al respecto, mi fe en la humanidad nunca ha sido muy fuerte. Pero desde el 15-M he visto muchas cosas. He visto cómo se evitaban desalojos, cómo desconocidos se abrazaban de alegría por el mero hecho de compartir una plaza y unas reivindicaciones, cómo gente horneaba pasteles en su casa y se lo llevaba a la gente que dormía a la intemperie, gente que gastaba sus vacaciones arriesgándose a ser detenido y golpeado sólo para que sus conciudadanos tuvieran una vida mejor…


Yo he estado ahí y he visto todo eso y más. Tampoco voy a escribir una crónica (soy muy vago y hay cientos en internet), pero he visto cómo la gente se movía. Fue un duro golpe para mi cinismo, pero mi sentido común me dice que, aunque no debo cantar victoria (la humanidad sigue siendo la misma), no puedo ignorar el rayo de Sol que se está abriendo paso para desterrar a toda esa oscuridad.


Recordad que el poder sólo es una sombra, está donde la gente cree que está. Ni más ni menos. Si dejamos de dar el apoyo a los corruptos, se vendrán abajo y si luchamos por una mejora de la sociedad desde la sociedad el cambio será posible. Aún queda mucho por hacer y como siempre, allí estaré, allí estaremos.


Idea alegre: ayer Sol fue de los ciudadanos, no de la policía.


Publicado por Carlos L. Hernando Etiquetas: ,

4 comentarios:

Niña Miedo dijo...

Tienes un gran potencial para cambiar el mundo. Así que, aunque el cambio deberíamos llevarlo a cabo entre todos, no me falles, que confío en ti.

domingo, agosto 07, 2011 12:55:00 p. m.
Carlos L. Hernando dijo...

¡Vale! Lo daré todo. Espero no equivocarme.

jueves, agosto 25, 2011 11:55:00 p. m.
montse dijo...

Melkor o Carlos: Me gusta esta entrada. Con tu permiso buceo un poco, ¿vale?

domingo, septiembre 11, 2011 5:58:00 p. m.
Carlos L. Hernando dijo...

Sin problemas. siéntete libre. Lo que me falta es constancia :D.

lunes, septiembre 12, 2011 11:39:00 p. m.
Visit the Site
"La puerta del enemigo está abajo." Ender Wiggin